Es una terapia sistémica y fenomenológica que nos ayuda a sanar comportamientos y conductas patológicas a través de la identificación de desórdenes en los sistemas familiares a los que pertenecemos.

Para lo anterior se aplican tres principios;

Pertenencia, el derecho a pertenecer que tienen todos los miembros de un sistema, así hayan hecho un gran daño o un gran beneficio a este.

Víctima y perpetrador deben ser vistos por el sistema.

Equilibrio en el dar y recibir, todas las relaciones humanas con excepción de padres/madres e hijos/as exigen este equilibrio para asegurar su mantención en el largo plazo.

La relación padres-hijos siempre será asimétrica porque los primeros le dieron la vida a los segundos, cuestión que se compensa en otro espacio de relaciones.

Jerarquía, la antigüedad de la pertenencia es un criterio de jerarquía aplicable a todo grupo. Es decir, los que llegaron primero tienen preponderancia sobre los que llegan después. Una excepción a este principio, en el espacio de los sistemas familiares, ocurre con las nuevas parejas donde es el último vínculo el que debe tener prioridad.

En una sesión de constelaciones familiares, el facilitador guía al cliente para que explore y exponga los problemas emocionales o las relaciones conflictivas que desea resolver. A continuación, se lleva a cabo una representación simbólica de la familia, en la que el cliente y otros participantes actúan como miembros de la familia y se posicionan en el espacio de acuerdo con la forma en que perciben sus relaciones y sentimientos. A partir de ahí, el facilitador utiliza esta representación para explorar las dinámicas familiares y ayudar al cliente a encontrar formas de resolver los conflictos o problemas emocionales que están afectando su vida.

En resumen, las constelaciones familiares son una técnica terapéutica que utiliza la representación simbólica de las relaciones familiares para explorar y resolver problemas emocionales y relacionales.

 

Nuestra forma de atención puede ser individual o grupal y en modalidad presencial o virtual.